Pie de Atleta - Hongos en la Planta de los Pies

¿Qué es?

El pie de atleta es una enfermedad contagiosa causada producida por una serie de hongos que se llaman dermatofitos, que se nutren de la queratina. Varias especies producen el pie de atleta, que se debe generalmente al Trichophyton rubrum, Trichophyton interdigitale y Epidermophyton floccosum.

El contagio se produce por contacto directo cuando la piel sana roza una piel infectada, o por contacto indirecto a través de calzado, alfombras, o cuando se camina con los pies descalzos en suelo contaminado de duchas, saunas y piscinas. La denominación de pie de atleta deriva de la fácil adquisición de la infección entre deportistas que frecuentan gimnasios. Esto se debe a que las esporas del hongo pueden permanecer sobre algunas superficies durante un tiempo si se mantienen las mismas condiciones de calor y humedad. Cuando el hongo encuentra un huésped susceptible “la artrospora se adhiere en un primer momento a la epidermis, después germina y la hifa resultante penetra en la superficie córnea de la piel del nuevo huésped, generando la infección“. Además, si no se aplica tratamiento, la infección puede persistir de forma indefinida.

La distribución de esta infección es mundial y aunque es una enfermedad contagiosa, no es de declaración obligatoria. Es una de las infecciones de la piel que motivan mayor número de consultas en dermatología o en atención primaria, en especial durante el verano.

Síntomas

Los síntomas más comunes del pie de atleta suelen ser:

  • - Piel seca en escamas
  • - Picor
  • - Inflamación
  • - Ampollas

Tipos de Infección

La tinta pedis o pie de atleta puede presentarse de varias formas:

  • - Interdigital: es el tipo más común de pie de atleta y suele manifestarse entre los dedos más pequeños. Asimismo, puede causar ardor, picazón y extenderse a la planta del pie.
  • - Mocasín: este tipo de pie de atleta puede comenzar como una pequeña irritación, sequedad o picazón. No obstante, mientras se va desarrollando, la piel puede agrietarse.
  • - Vesicular: esta tipología no es muy habitual y generalmente comienza con ampollas debajo de la piel.

Diagnóstico

El especialista puede diagnosticar el pie de atleta observando la piel. Asimismo, puede realizar exámenes como el de hidróxido de potasio (KOH) para buscar hongos, cultivo de piel y en ocasiones una biopsia de la piel.

Tratamiento

Existen cremas o polvos antifúngicos para el tratamiento del pie de atleta, que se pueden conseguir en farmacias. Sin embargo, si la infección no mejora en 2-4 semanas, los especialistas recomiendan acudir al centro de salud para que receten fármacos por vía oral. Debido a que estos fármacos son hepatotóxicos, debiendo hacer análisis de sangre con pruebas de función hepática antes, mientras y después del tratamiento, en nuestra clínica tratamos esta patología mediante Tratamiento Láser de neodimio:YAG de pulso muy largo y diámetro focal amplio, por lo que se necesitan láseres médicos especiales de alta energía. No existe dolor durante el tratamiento y no hay efectos secundarios. El índice de respuesta es mayor del 95% de los casos, haciendo del tratamiento láser hoy día un tratamiento primordial si los antifúngicos tópicos han fallado y antes de dar el tratamiento oral que hoy día con el láser no se necesita o se pauta de forma cíclica sin que pueda producir toxicidad hepática.

Medidas Higiénicas

Para prevenir las infecciones causadas por hongos como el pie de atleta, se aconseja:

  • - Lavar los pies a diario con agua y jabón.
  • - Mantener los pies secos, especialmente entre los dedos.
  • - Usar calcetines limpios de algodón. Además, cambiarlos las veces que sea necesariopara conservar los pies secos.
  • - En las piscinas o duchas públicas es fundamental usar sandalias o chanclas.
  • - Los zapatos deben estar bien ventilados y fabricados de un material natural como el cuero.